Al utilizar el correcto calzado de seguridad evitarás lesiones por caídas de objetos sobre tus pies o sufrir alguna cortadura al caminar por encima de objetos punzocortantes.

El calzado de seguridad es de uso profesional que se encarga de proporcionar un nivel de protección superior. Es aquél que ofrece protección especial contra impactos, como base el proteger los dedos. La protección que debe ofrecer es contra un impacto con una energía de 200 Joules.

La principal función principal del calzado es proveer a la persona de un soporte, comodidad y proteger al pie del contacto con el piso en todo momento.

En caso de que en tu área de trabajo exista el riesgo de contacto eléctrico, asegúrate de que tus zapatos sean del tipo dieléctrico. Si trabajas con productos químicos elige un calzado que tenga resistencia y estanquidad.

¡Cuida tus pies!